Conecte con nosotros

Internacionales

La izquierda sorprende en Francia y derrota a la ultraderecha de Le Pen

El Nuevo Frente Popular que lidera Jean Luc Melenchon fue la fuerza mas votada. La posibilidad de un acuerdo con Macron y la hipótesis de un bloqueo que agudice la crisis.

Published

el

La izquierda liderada por Jean-Luc Mélechon ganó la segunda vuelta de las elecciones de Francia que definirán un nuevo gobierno y le puso un freno al ascenso de la ultraderecha de Marine Le Pen que muchos se apresuraron a dar por ganadora.

En un resultado que sorprendió por su amplitud el Nuevo Frente Popular de Mélenchon desplazó al tercer puesto a la fuerza de Le Pen y quedó cerca de los votos necesarios para formar gobierno. En segundo lugar se ubicó la alianza de centro del presidente Macron que tuvo una remontada importante del mal resultado en la primera vuelta del domingo pasado.

Según los primero números, la izquierda obtendría entre 160 y 215 bancas de los 577 escaños de la Asamblea Nacional; Macron que se quedaría entre 150 y 189 escaños y la Alianza Nacional de Le Pen alcanzaría entre 115 y 152 diputados.

Con estos números, podría darse un acuerdo entre la izquierda y el macronismo para llegar a los 288 necesarios para llegar al gobierno. Sin embargo, desde la colación de izquierda, el partido mayoritario La Francia Insumisa de Mélechon anticiparon a LPO un día antes de la elección que no estaba en sus planes llegar a un acuerdo con Macron. Pero claro, esto es política y todo puede cambiar ante la posibilidad de acceder al poder.

Además, el otro partido que queda fortalecido con el resultado de este domingo es el histórico Partido Socialista que ahora lidera el ex presidente Francois Hollande que ya dejó en claro su intención de explorar un acuerdo con Macron.

El sistema francés no es parlamentario como Inglaterra, ni presidencialista como en Argentina sino semi-presidencialista. Eso significa que tienen un presidente elegido por elección directa, como fue el caso de Macron, y con posterioridad a la elección presidencial se votan los parlamentarios que conforman la Asamblea, que elige al primer ministro.

Conocidos los resultados, el primer ministro de Francia, Gabriel Attal, presentó su renuncia. Attal fue el candidato que lideró las boletas de Macrón e integra la generación de “jóvenes brillantes” que el presidente integró a su gabinete para contrarrestar el -hasta ahora- arrollador avance político de Joan Bardella, la estrella que impulsó Marine Le Pen.

Mélenchon celebró los resultados y destacó que los franceses lograron evitar “el peor escenario posible” de un triunfo de la ultraderecha y exigió a Macron que nombre a un primer ministro del Frente Popular. “Los resultados confirman la derrota del presidente y de su coalición, no intente escapar de esa derrota con subterfugios”, le advirtió Mélechon.

Es que Macron es un experto en extraer agua de las piedras y podría tentarse con la idea de un acuerdo con sectores del Frente Popular como los socialistas de Hollande -cuyo gabinete integró como ministro de Economía- para darle sobrevida a su gobierno. Por eso, Macron pidió “prudencia” y festejó que su alianza “sigue bien viva”.

En tiempos de normalidad institucional, el primer ministro y el Presidente responden al mismo proyecto pero en las crisis se da el fenómeno de cohabitación. Es decir, un presidente de un partido con un primer ministro de otro. En los papeles el primer Ministro es el que gobierna y arma el gabinete y el Jefe de Estado queda relegado a roles específicos de Defensa y Política Exterior, pero desde el hiperpresidencialismo de Sarkozy -que Macron amplió- ese diseño institucional esta diluído.

Un caso similar al de Macron fue el de Jacques Chirac luego de las grandes huelgas de 1995, cuando adelantó las legislativas. La mayoría fue los socialistas y quedó Chirac presidente con el socialista Leonel Jospin como primer ministro. En ese gobierno Mélenchon fue ministro para la enseñanza profesional.

Descartada las chances de un gobierno encabezado por el ultaderechista Bardella, los nombres que aparecen como posibilidad son la de Melenchon (por liderar el partido hegemónico de la coalición de izquierda), Francois Hollande (en una acuerdo entre el PS y Macron) o el actual primer ministro Attal, la posibilidad mas complicada de concertarse.

Otra hipótesis posible es que nadie llegue a la mayoría y la crisis se profundice. En ese caso, se debería esperar un año hasta que se convoquen nuevas elecciones, una estrategia que podría servirle a Macron para reforzar su liderazgo pero que podría agudizar el descontento social.

lpo

Contacto: mensajes@jachalmagazine.com.ar

Haga clic para comentar

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Internacionales

Conmoción en EE.UU.: Biden y Trump llamaron a la unidad para bajar la confrontación política

El presidente brindó un solemne discurso desde el Salón Oval en el que le dijo a los norteamericanos que todos tienen la responsabilidad de “enfriar” la retórica política

Published

el

El intento de asesinato a Donald Trump que conmocionó a Estados Unidos y al mundo llevó al presidente Joe Biden y al propio Trump a buscar bajar el tono de la campaña y ensayar un llamado a la concordia y la unidad en un país profundamente crispado y polarizado, que ahora quedó horrorizado por la irrupción –una vez más– de la violencia más extrema en la política.

En un solemne mensaje desde el Salón Oval de la Casa Blanca, un espacio que los presidentes reservan para los discursos más importantes, Biden dijo que el país no podía normalizar la violencia y todos los norteamericanos tenían la responsabilidad de “enfriar” la retórica política, recalentada como nunca en una campaña en la que demócratas y republicanos se acusan mutuamente de querer llevar el país a la ruina y de ser una amenaza para la democracia y la vida del país.

“No podemos, no debemos seguir este camino en Estados Unidos. Hemos viajado antes a lo largo de nuestra historia. La violencia nunca ha sido la respuesta”, dijo Biden. “No hay lugar en Estados Unidos para este tipo de violencia, para ningún tipo de violencia. Punto. Sin excepciones. No podemos permitir que esta violencia se normalice. Fue una retórica política que en este país se ha vuelto muy acalorada. Es hora de enfriarlo. Todos tenemos la responsabilidad de hacerlo”.

Biden dijo luego que los desacuerdos son inevitables, parte de la democracia y de la naturaleza humana. Pero el presidente enfatizó que la política “nunca debe ser un pequeño campo de batalla, o Dios no lo quiera, un campo de exterminio”.

“Defendemos un Estados Unidos no de extremismo de furia, sino de decencia y gracia. Todos nosotros nos enfrentamos ahora a pruebas atómicas a medida que se acercan las elecciones. Cuanto más hay en juego, más fervientes se vuelven las pasiones. Este lugar es una carga adicional para cada uno de nosotros para garantizar que, por muy fuerte que sea nuestra convicción, nunca caigamos en la violencia”, insistió.

“Recordemos que aquí en Estados Unidos, toda unidad es el objetivo de oro más esquivo en este momento. Nada es más ni más importante para nosotros ahora. Y juntos. Podemos hacer esto”, abogó el mandatario.

Fue el tercer discurso que Biden brindó desde el escritorio Resolute. Antes, el presidente había utilizado el Oval para hablar en junio del año anterior, cuando el Congreso pasó legislación que permitió evitar un default, y luego en octubre, para hablarle a la nación sobre las guerras en Ucrania y en Medio Oriente entre Israel y Hamas.

Más temprano, Trump había publicado una nueva declaración en el mismo tono en su red social, Truth Social. El candidato republicano agradeció los “pensamientos y oraciones”, prometió permanecer resiliente y desafiante, dijo que “sólo Dios previno que sucediera lo impensable”, y, al igual que Biden, también pidió unidad.

“En este momento, es más importante que nunca que nos mantengamos unidos y mostremos nuestro verdadero carácter como estadounidenses, manteniéndonos fuertes y decididos y no permitiendo que el mal gane”, dijo el magnate, que esta semana será coronado como candidato presidencial del Partido Republicano.

La declaración de ambos presidentes y rivales en una de las elecciones presidenciales más corrosivas y reñidas de la historia del país buscó poner paños fríos y aplacar los ánimos de un país acostumbrado a una retórica política de alto voltaje dominada por las divisiones profundas. Biden y Trump no fueron los únicos que pidieron un cambio de tono.

Varias figuras políticas recorrieron los programas dominicales repitiendo el mismo mensaje: bajar los decibeles en la retórica política, que en los últimos años se ha vuelto particularmente agresiva. Hubo además quienes recordaron los últimos ataques que sufrieron figuras políticas en el país: la demócrata Gabrielle Giffords, que recibió un disparo en la cabeza en 2011 en un tiroteo; el republicano Steve Scalise, baleado durante un partido de beisbol con congresistas, y el marido de Nancy Pelosi, Paul, quien fue atacado con un martillo.

“Estados Unidos se despierta a una mañana bastante surrealista. Es un acto horrendo de violencia política que debería ser condenado rotundamente. Evidentemente, no podemos seguir así como sociedad”, dijo el presidente de la Cámara de Representantes, Mike Johnson, el republicano de más alto rango en el Congreso.

Condolencias


Biden y Trump también brindaron sus condolencias a las familias de las personas que resultaron heridos y, específicamente, a la familia del asistente asesinado durante el acto de campaña, Corey Comperatore, un excomandante de bomberos que falleció protegiendo a su familia, según informó el domingo el gobernador de Pensilvania, Josh Shapiro. “Se abalanzó sobre su familia para protegerla”, dijo.

“Expresamos nuestro más sentido pésame a la familia de la víctima asesinada. Él era un padre que estaba protegiendo a su familia y perdió la vida. Dios lo ama. También oramos por la recuperación total de quienes resultaron heridos y estamos agradecidos a los agentes del Servicio Secreto, otras agencias de aplicación de la ley y las personas que arriesgaron sus vidas literalmente por nuestra nación”, expresó el presidente en un mensaje que dio más temprano desde el Salón Roosevelt.

Biden dijo que todavía no poseen información sobre las razones por las que el tirador le disparó a Trump.

“El FBI está liderando esta investigación que aún se encuentra en sus primeras etapas. Aún no tenemos ninguna información sobre el motivo del tirador. Sabemos quién es él. Insto a todos, a todos por favor, a no hacer suposiciones sobre sus motivos o afiliaciones. Dejemos que el FBI haga su trabajo y sus agencias asociadas hagan su trabajo”, pidió el mandatario.

“He ordenado que esta investigación sea exhaustiva y rápida”, agregó.

Luego reforzó esa línea en su discurso en el Salón Oval: “Aún no conocemos el motivo del tirador –insistió–. No conocemos sus opiniones ni afiliaciones. No sabemos si tuvo ayuda o apoyo o si se comunicó con alguien más. Mientras hablo, los profesionales encargados de hacer cumplir la ley están investigando esas cuestiones”.

Biden también se refiró a la labor del Servicio Secreto, que quedó bajo la lupa porque muchos se preguntan cómo un tirador pudo acomodarse en un techo cerca del escenario con un rifle y llegar a disparar sin que fuera detenido antes por los policías y los agentes federales a cargo de la seguridad del rally de Trump.

Biden dijo que ordenó mantener toda la protección necesaria a Trump y que además le ordenó al jefe del Servicio Secreto que revise todas las medidas de seguridad para la Convención Nacional Republicana, que comenzará mañana en Milwaukee, Wisconsin, y también ordenó “una revisión independiente” de la seguridad nacional el acto de campaña de Trump.

El tirador


En medio de los llamados a la unidad, el servicio de inteligencia local del FBI identificó al tirador como Thomas Matthew Crooks, de 20 años, residente en Bethel Park, Pensilvania. No tenía antecedentes penales, y usó un rifle semiautomático AR-15, el arma que ha sido protagonista de casi todos los tiroteos en Estados Unidos en los últimos años. Agentes de seguridad también encontraron materiales explosivo para fabricar bombas dentro del vehículo y en la casa del joven, informaron funcionarios a la agencia AP.

Un oficial de policía local vio a Crooks en la azotea, pero no llegó enfrentarlo, dijo este domingo el sheriff del condado de Butler, Michael T. Slupe, en una entrevista con la cadena CNN.

Crooks estaba registrado como votante republicano, aunque los registros federales de financiamiento de campañas muestran que realizó una donación de 15 dólares a un comité de acción política progresista el mismo día que el presidente Joe Biden asumió el cargo, el 20 de enero de 2021.

El FBI aún intenta dilucidar los motivos que llevaron a Brooks a disparar su arma.

A pesar del atentado, Trump aseguró que continuará con su cronograma para la semana, encabezado por la Convención Nacional Republicana. “Iba a demorar mi viaje a Wisconsin y la Convención por dos días debido a los terribles eventos de ayer, pero decidí que no puedo permitir que un tirador o un potencial asesino me fuerce a cambiar mi cronograma o cualquier otra cosa. Por lo tanto, voy a salir para Milwakee a las 15.30 de hoy, como estaba programado. ¡Gracias!”, escribió en Truth Social.

EFE

Contacto: mensajes@jachalmagazine.com.ar

Seguir Leyendo

Internacionales

Históricas elecciones en Francia: la extrema derecha se impone en primera vuelta

Marine Le Pen se impone en la primera vuelta de las legislativas anticipadas con un 34% (que no le alcanza para la mayoría absoluta), según los primeros sondeos. Hubo récord de participación.

Published

el

El partido de extrema derecha Agrupación Nacional (RN) de Marine Le Pen ganó el domingo la primera vuelta de las elecciones parlamentarias francesas, según los sondeos a pie de urna, pero el resultado final dependerá de los días de negociación antes de la segunda vuelta de la próxima semana.

El RN obtuvo alrededor del 34% de los votos, según las encuestas a boca de urna de Ipsos, Ifop, OpinionWay y Elabe.

Eso fue por delante de rivales de izquierda y centristas, incluida la alianza Juntos del presidente Emmanuel Macron, cuyo bloque se vio ganador 20,5% a 23%. Se proyectaba que el Nuevo Frente Popular, una coalición de izquierda formada apresuradamente, obtendría alrededor del 29% de los votos, según las encuestas a boca de urna.

Los sondeos a pie de urna estuvieron en línea con los sondeos de opinión previos a las elecciones, pero aportaron poca claridad sobre si una vez concluida la segunda vuelta del próximo domingo el antiinmigrante y euroescéptico RN podrá formar un gobierno para “cohabitar” con el proeuropeo Macron.El RN obtuvo la mayoría de los escaños en la Asamblea Nacional, pero solo uno de los encuestadores, Elabe, dio al partido una mayoría absoluta de 289 escaños en la segunda vuelta del 7 de julio.

Los expertos dicen que las proyecciones de escaños después de las votaciones de la primera vuelta pueden ser muy inexactas, especialmente en estas elecciones.

La participación de los votantes fue alta en comparación con las elecciones parlamentarias anteriores, lo que ilustra el fervor político que Macron despertó con su sorprendente decisión de convocar una votación parlamentaria después de que el RN derrotara a su partido en las elecciones al Parlamento Europeo a principios de este mes.Ahora se avecina una semana de negociaciones políticas.

En una declaración escrita a la prensa, Macron pidió a los votantes que se unieran detrás de candidatos que sean “claramente republicanos y democráticos”, lo que, según sus recientes declaraciones, excluiría a los candidatos de RN y del partido de extrema izquierda Francia Insumisa.

UNIENDO FUERZAS

El resultado final dependerá de cómo decidan los partidos unir fuerzas en cada una de las 577 circunscripciones de Francia para la segunda vuelta.

En el pasado, los partidos de centroderecha y centroizquierda se han unido para mantener a RN fuera del poder, pero esa dinámica, llamada “frente republicano” en Francia, es menos segura que nunca.

Contacto: mensajes@jachalmagazine.com.ar

Seguir Leyendo

Internacionales

El gobierno de Bolivia denunció intento de golpe y detuvo a exjefe del Ejército

El presidente del país vecino, Luis Arce, dijo que hubo “movimientos irregulares de tropas” y pidió respetar la democracia. El excomandante, Juan José Zúñiga, acusado de encabezar un levantamiento, está bajo custodia policial.

Published

el

El presidente de Bolivia, Luis Arce, denunció este miércoles “movilizaciones irregulares de algunas unidades del ejército” en un posteo en la red social X, mientras se veía a fuerzas armadas reuniéndose en La Paz, según videos compartidos en las redes sociales, mientras que el exmandatario Evo Morales denunció que “se está gestando un golpe de Estado”.

“Denunciamos movilizaciones irregulares de algunas unidades del Ejército Boliviano. La democracia debe respetarse”, expresó el presidente en el posteo, mientras podía verse a militares cerrar la Plaza Murillo, en La Paz.

Poco antes, el expresidente Evo Morales había denunciado un supuesto “acuartelamiento” de las Fuerzas Armada, y convocó a movimientos sociales a defender el gobierno constitucional.

“Desde hace una hora, comandantes de divisiones, instruyen a comandantes de regimientos a retornar inmediatamente a sus cuarteles para esperar nuevas disposiciones (encuartelamiento). Esto levanta muchas sospechas del movimiento militar en Bolivia”, escribió en su cuenta de X Morales.

Además, Morales denunció que “un Grupo del Regimiento Especial de Challapata ‘Mendez Arcos’ tomaron la Plaza Murillo con francotiradores”. Y agregó: “Esto pareciera indicar que prepararon con anticipación el Golpe de Estado”.

Cabe señalar que el intento de levantamiento que denuncia el oficialismo boliviano se dio horas después de que el Gobierno confrontara con el comandante del Ejército boliviano, Juan José Zúñiga, quien fue destituido y detenido, y que llevaba semanas criticando a Morales por su intento de volver a ser electo presidente en los próximos comicios.

Por su parte, Zúñiga había dicho en declaraciones a medios bolivianos que habría “un nuevo gabinete” y que iban a “asumir los militares”. En ese marco, luego de una primera avanzada de diversas unidades militares, Zúñiga amenazó con “tomar” la sede del Poder Ejecutivo Nacional. Sin embargo, minutos más tarde, y tras ingresar y salir de la sede de Gobierno, el comandante se retiró de la plaza Murillo.

“No puede seguir así más nuestro país, haciendo lo que se les da la gana”, había manifestado durante el intento de levantamiento de la tarde, al expresar el descontento de los militares con el oficialismo.

En ese marco, tanquetas y personal militar se había apostado alrededor del kilómetro cero de la sede de gobierno, sin que se conociera información oficial, reportó el sitio de La Razón de Bolivia.

En tanto, Zúñiga se había presentado en el lugar en una tanqueta y armado, según afirmó la prensa local.

A las 15.01, Morales volvió a publicar en X y afirmó que se estaba gestando “un Golpe de estado”.

“En este momento se despliega personal de las Fuerzas Armadas y tanquetas en la Plaza Murillo. Convocaron a las 3:00 pm a reunión de emergencia en el Estado Mayor del Ejército en Miraflores con uniformes de combate. Convocamos a los movimientos sociales del campo y la ciudad a defender la democracia”, escribió.

Contacto: mensajes@jachalmagazine.com.ar

Seguir Leyendo

Las noticias más vistas

Copyright © 2007 - 2024. Jáchal, San Juan - Argentina / Contacto: 264 4517920